Proyecto actual.

    En San Marcos de Colón, Choluteca, se encuentra la aldea Los Mangos. La comunidad es pobre, sus habitantes trabajan en agricultura.  Es normal en Honduras que  en un área rural no se cuenten con las comodidades básicas.

    El edificio de la escuela pertenece a la maestra, quien compró la propiedad en el 2009 aproximadamente.  El Jardín de Niños Ramón Zúniga atienda a niños de entre 4 y 5 años de edad. Este acto de generosidad de su maestra ha permitido que los niños aprendan en un ambiente estable.

    Desafortunadamente el edificio está en malas condiciones y no reúne las condiciones además que es inseguro para los alumnos. Cuando Brighter Lives visitó la escuela se dio cuenta que el techo y las paredes están muy dañadas y a punto de colapsar.  El ambiente es oscuro y no es el apropiado para su educación.  Su mobiliario es prestado de otra escuela.  Por la condición peligrosa de la escuela, Brighter Lives decidió ayudar tratando de obtener los fondos necesarios para construir una pequeña escuela y darle a esos niñitos un buen comienzo en su vida educativa.

     Con la ayuda del Comando Sur de los Estados Unidos de América se llevó a cabo los planes para construir un nuevo edificio.  Aprobaron nuestra solicitud donando los materiales de construcción del edificio que consiste en 2 baños, una bodega y un pequeño comedor lo que permitirá que los niños disfruten su merienda escolar en un lugar apropiado.

    La Fundación Alemana SONRISA junto con Brighter Lives costeará los gastos de mano de obra y y estarán a cargo de la supervisión de la construcción.  La escuela se abrirá a finales de Julio 2018.  Estamos agradecidos con todos los involucrados  en recaudar los fondos necesarios para hacer este proyecto posible y dar a los niños un mejor oportunidad de tener éxito en su vida.

     El 4 de Agosto de 2018 fue la inauguración del Jardín de Niños Ramón Zúniga.  La aldea Los Mangos en San Marcos de Colón recibió a los representantes de la Fundación SONRISA de Alemania  y del Comando Sur de los Estados Unidos y por supuesto de la Fundación Brighter Lives. 

    El nuevo edificio es muy bonito, un edificio claro y apropiado para que los alumnos estudien en un lugar seguro.  Se les donó los pupitres totalmente nuevos cortesía de la Fundación Sonrisa.  El edificio consta de 2 inodoros, un comedor, una bodega, un área de lavandería y el cerco perimetral.  Estamos muy complacidos con la comunidad que ayudó en todo lo posible al maestro de obras en la construcción de la escuela.

    Los niños y padres de familia estaban muy contentos de recibir ayuda de las organizaciones antes mencionadas ya que esto ayuda a toda la comunidad.  Para mostrar su gratitud, el presidente de la clase dio un pequeño discurso.  Los niños cantaron y llevaron a cabo la danza folklórica de Honduras para celebrar este gran día.

    Los estudiantes del Jardín de niños recibieron mochilas de parte de Brighter Lives mientras el Comando Sur les llevó kits escolares y dulces.

    Estamos muy agradecidos por la ayuda recibida durante este proyecto.  Agradecemos mucho al Comando Sur y a la Fundación Sonrisa quienes hicieron esto posible.   A todas las otras personas que nos hicieron donaciones, les agradecemos a todos.  Sin su ayuda, nuestros niños continuarían teniendo problemas en su vida escolar. 

    Continuaremos trabajando a lo ancho de la Zona Sur de Honduras para ayudar e inspirar donde podamos.  A los amigos que hemos conocido en el camino, les decimos muchas gracias y que es un honor tenerlos a bordo.

 

Para ver la información más nueva de nuestras actividades, por favor síguenos en nuestras redes sociales. Gracias.